HOY

Hoy es uno de esos días que quedarán para la Historia, con h mayúscula. Y no, no es porque vuelve LOST (eso es mañana!!!) sino por la asunción de Barack Hussein Obama a la presidencia de los Estados Unidos.

Ya se ha escrito demasiado sobre este tema y no planeo agregar más que unos párrafos: por empezar, mañana empieza la Decepción, probablemente con d mayúscula también. Porque el mayor milagro de Obama fue que devolvió la esperanza a la mitad de un país (y gran parte del mundo). La Esperanza (ya que estamos con las mayúsculas) de que USA volvería a ser esa gran nación de la que tanto se habla en las películas de Hollywood pero que cada vez se vé menos en la real-life. Obama devolvió el idealismo y la confianza, especialmente a la generación joven, y es obvio que tarde o temprano nos decepcionará porque es un ser humano de carne y hueso atado a problemas reales.

Pero dentro de todo, creo, espero, confío, en que el día de mañana se obama_shep_print_final2recordará la “Obama administration” como el momento en que USA, y por ende Occidente, se levantó de su largo letargo y volvió a impulsar el mundo. En el camino habrá errores, problemas, conflictos, pero le he tenido fe al muchachito desde las épocas en que estaba 30 puntos abajo de Hillary para las primarias así que no voy a cambiar ahora que es el president-elect.

Y ojeando blogs judíos encontré la siguiente pregunta: ¿existe una brajá (bendición) para cuando asume un jefe de estado? Cualquiera que haya visto El Violinista en el Tejado puede imaginarse al rab de la película respondiendo “por supuesto!!! hay una brajá para todo!! hasta para el zar“.

Para ser exactos la brajá es cuando uno se encuentra con un rey no-judío, y probablemente haya sido dispuesta como forma de mostrar respeto y evitar que dicho rey mande a cortar la cabeza de un miembro de este Pueblo que no se arrodilla ante mandatario alguno. Pero supongo que se aplica también al momento maravilloso de hoy a la tarde:

Baruj Atah Hashem, Elokeinu Melej HaOlam, She’Natan MiKvodo L’Vasar VaDam.

Hoy empieza el Cambio. Hay 2 millones de personas en Washington que van a estar presentes, pero también va a haber un mundo entero que, aunque más no sea de reojo, va a seguir atento lo que suceda. Alevai en el futuro recordemos este día con una sonrisa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: