Adios a un edificio

Aunque en la tradición judía las piedras no tienen ningún valor real, la mudanza del Jardín de Infantes de la escuela Bialik de Rosario tenía un sabor especial por dejar esa estructura en la cual cientos de ex-niños/as crecimos, corrimos, aprendimos a escribir nuestro nombre y a decirle morá a “la seño”.

Así que un grupo de jóvenes, estrenando la flamante Mesa de Juventud (un proyecto muuuuuuy interesante del cual los lectores de este blog irán descubriendo cada vez más), organizaron un “Abrazo de Despedida”. ¿El resultado? Más de 50 ex-alumnos, una docena de morot y ex-morot más alguno que otro colado se juntaron, pasearon por las escaleras pequeñas con pasamanos bajísimos (y por los baños super-pequeños) dándole cuerda a la nostalgia, identificando viejos compañeros en fotos en las paredes y poniendo sus manos con pintura en una bandera que hablaba del paso de las generaciones por el Gan de la Bialik, el cual va a seguir funcionando (es la sección con más alumnos por año!!) pero dentro del edificio propio de la escuela.

todos-en-el-jardin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: