POR QUÉ VOTÉ NO

Me llegó el siguiente mail, al cual me pareció relevante dar un espacio:

POR QUÉ VOTÉ NO A LA ALIANZA BERGMAN – LEVIN EN LA ASAMBLEA ELECTORA DEL RAT

Por Fabio KORNBLAU

Pro-Secretario 1° y Secretario de Juventud de AMIA saliente. Miembro de la Lista 3 Frente Unido Comunitario.

Escribo esta carta abierta motivado por la fuerte sensación de que la versión del comunicado de la lista 1 “AMIA es de todos” justificando su alianza con el bloque unido religioso dista de reflejar lo que realmente sucedió durante los momentos previos al insólito acuerdo que llevó a la ortodoxia a la presidencia de nuestra kehilá.

En su comunicado de prensa la lista 1, sostiene que es necesario respetar la tradición no escrita de que la primera minoría designe al presidente porque eso es ser “democrático”, esta afirmación no solo es incorrecta sino también falsa . En las negociaciones previas la lista 1 manifestó que si Abraham Kaul renunciaba a su candidatura, el acuerdo entre nuestras agrupaciones estaría cerrado. En ese caso: ¿Sí estaban dispuestos a no ser democráticos? ¿No era que no podía desconocerse el derecho de la primera minoría de nominar al presidente?

El sistema de elección indirecta que tiene AMIA fue pensado justamente para este tipo de situaciones, es decir, para cuando una minoría no representativa del conjunto se alza con el primer puesto. En este caso hubiera sido democrático, justo y éticamente correcto que se conformara una mayoría opositora que construya su propio acuerdo para defender la postura más votada -un gobierno no ortodoxo que fue elegido por el 62% de los votos-, este acuerdo hubiera incluido, tal y como siempre ha sido, a miembros de la lista ortodoxa en puestos importantes de decisión de la nueva Comisión Directiva. Respetando el 38% de representación que obtuvieron en la elección pero que siendo la primera minoría, no constituía la mayoría que establece el estatuto.

Entiendo que a Abraham Kaul le faltó humildad para acercarse de manera efectiva a los referentes de la lista 1, y poder comprender las demandas -legítimas o ilegítimas- que se le estaban realizando, lo que hubiese dado impulso a quienes desde la agrupación “AMIA es de Todos” propiciaban una alianza de las fuerzas no ortodoxas. Reconozco también que los interlocutores de mi lista, producto de la propia interna, no fueron del todo claros y efectivos en las negociaciones. Pero nada de esto justifica el falso argumento que el “mal menor”, como dice la lista 1, pueda resultar de juntarse con quienes los humillan públicamente al no reconocer ni a sus conversos ni a sus rabinos.

Ambas partes dicen que trabajarán en conjunto para todos los judíos, puntualizando sobre aquellos temas en los que concuerdan y dejando a un lado las diferencias. Sin embargo, su principal diferencia, es la más importante: a quien se considera judío, es decir, para quien trabajar durante los próximos tres años.

Antes de las elecciones la lista 1 hablaba únicamente de “rabinato compartido y cementerios para conversos”, los únicos dos temas que los ortodoxos dijeron tajantemente que no iban a ceder. En la actual gestión -aún a pesar de las críticas- se había logrado un acuerdo para resolver el tema cementerio dando una respuesta inclusiva para todos los miembros de nuestra kehilá.

Como miembro de mi comunidad, estoy orgulloso de una AMIA que tiene una respuesta para los judíos en situación de vulnerabilidad social, que busca y genera empleo no solo para judíos sino para cualquier ciudadano argentino que solicite sus servicios, que atiende y protege a la tercera edad con su excelente centro de día, que promueve la cultura judía para todos, que acerca a los jóvenes con propuestas de calidad, que ayuda a las escuelas, que sostiene y profundiza el diálogo ecuménico, que a pesar de los obstáculos, lucha de manera inclaudicable por un total esclarecimiento del Atentado, y por sobre todas las cosas, me enorgullece ver a la AMIA trabajando codo a codo con las organizaciones sociales más importantes del país y del mundo.

Apoyo además fuertemente a una AMIA, que con su accionar diario en lo social y político, combate más el antisemitismo que cualquier declaración mediática.

Todos estos logros no serían posibles sin la apertura, la acción y el alto perfil que asumió la AMIA y que el rabino Sergio Bergman quiere eliminar, para dejar, que “el escenario social, religioso y político sea ocupado por otros nombres” tal como lo menciona en su comunicado. Estos argumentos jamás fueron expuestos en la plataforma y la propaganda que distribuyó la lista 1 . Tal vez, este punto, -la “reducción” de AMIA a una simple mutual- es el verdadero motivo que llevó a hacer un acuerdo político que no representa a la mayoría de los votantes, que indigna a una parte importante de la comunidad, y que defiende intereses personales antes que comunitarios.

A está altura queda claro que la lista 1 hizo campaña y cosechó votos con dos reivindicaciones históricas del movimiento conservador, lo cual fue un soplo de aire fresco para la política comunitaria, pero decidió su voto en la asamblea con otros argumentos nunca informados a sus votantes, muchos de los cuales seguramente no hubieran dado su apoyo de conocerlos de antemano. El aire fresco de nueva política se convirtió de pronto en la vieja estrategia de decir una cosa a la gente, y hacer exactamente lo contrario después.

Convoco de aquí en adelante a quienes quieran defender una AMIA judía, sionista, moderna, y abierta a la sociedad, a que se asocien, participen y nos ayuden a mantener las conquistas logradas en estos últimos años.

Se reciben comentarios en comentariosfk@gmail.com

Anuncios

2 Responses to POR QUÉ VOTÉ NO

  1. pablo dice:

    no fue una votacion de laicos contra religiosos (si para vos fue eso, me gustaria que no hagas politica comunitaria, porque de constructivo tiene muy poco), hubo diferntes listas con diferentes propuestas e hicieron cohalicion y asi lograron obtener la presidencia (como ocurre en los paises civilizados, nunca escuche que despues de las votaciones se una toda la izquierda para ir contra la derecha)
    saludos

    • el_sheik! dice:

      Pablo, habrás notado que yo simplemente posteé un e-mail que me llegó, del cual puse la dirección del autor.
      Y no dice que fuera una votación de laicos vs religiosos, pero sí que existen corrientes liberales y pluralistas por un lado, y corrientes ortodoxas por el otro. Esto no lo discute nadie.
      Y en cuanto a tu última frase, te recomiendo leer de historia política israelí, allí siempre se arman coaliciones para llegar al gobierno, a veces sólo de izquierda, a veces sólo de derecha, a veces se mezclan 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: