Semana Trágica

    Marcos Slipakoff nos escribe que “en una de sus ediciones tuve la oportunidad de leer este escrito de Borges que me impactó, no solo por la calidad del mismo sino que él recordaba los trágicos hechos sucedidos en Enero de 1919.

El texto al que se refiere es una nota escrita en 1932 para el semanario Mundo Israelita en las vísperas de un mitín nacionalista en Buenos Aires y que lo re-publicamos en el séptimo número de la Revista STAM! (se puede leer aquí).

Marcos nos envió un texto en que explica lo que fue la SEMANA TRÁGICA, de la cual mañana 7 de Enero se cumplen 89 años, y su impacto en la comunidad judía argentina. Siendo que es un tema que no siempre se explica ni se enseña, me pareció interesante publicarlo aquí (con la autorización de Marcos). Quien tenga unos minutos y ganas de aprender sobre el primer gran acto de anti-semitismo en nuestro país, siga leyendo nomás:

  

LA SEMANA TRAGICA Y LOS JUDIOS

 

“….instigar odios me parece una tristísima actividad y que
hay proyectos edilicios mejores que la delicada reconstrucción, balazo
a balazo, de nuestra Semana de Enero -aunque nos quieran sobornar con
la vista de la enrojecida calle Junín, hecha una sola llama “

 

Jorge Luis Borges – Semanario Mundo Israelita- 1932

 

 

Antecedentes históricos y sociales:

 

A partir de la segunda mitad del siglo XIX se inicia la creciente ola inmigratoria que proviene, en un alto porcentaje, de España, Italia, Rusia, Polonia, entre otros países.

Si bien su mayor experiencia radicaba en el trabajo rural, los inmigrantes se encontraron

frente a la imposibilidad de acceder a la propiedad de la tierra, salvo contadas excepciones.

Por el contrario, se ven obligados a trabajar en forma miserable en los centros urbanos y

engrosan las filas de la mano de obra disponible. Es por ello que en 1914 la población

extranjera representa un 30 % de la población total y en Capital Federal, un 50,6 % de

la misma.

Frente a la opresión de la oligarquía y la imposibilidad de expresarse por los medios políticos tradicionales, comienzan a surgir las Organizaciones Obreras que también aglutinan a la clase trabajadora nacional.

Las manifestaciones de estas organizaciones comienzan a ser reprimidas por la elite gobernante que generan una espiral de violencia que antecede a la Semana Trágica.

El 01/05/1909, en adhesión al Día del Trabajo, se reúnen distintas agrupaciones obreras

y anarquistas que son reprimidas por la Policía comandada por su jefe, el Coronel R.

Falcón. Resultado: 5 muertos y 40 heridos. Se detiene a 16 dirigentes y se clausuran todos los locales anarquistas.

Meses después, vengando estos hechos, el adolescente judío Simón Radowitsky asesina

al Coronel Falcón.

Cabe acotar que “por esa misma época, los hechos revolucionarios de Rusia conmueven

la visión europeo céntrica del mundo. Desde la abortada revolución de los Septembristas en 1825 hasta 1905 la protesta social nunca se había apagado. Los judíos que se radican en las ciudades rusas habían conocido la prédica obrerista y propaganda socialista…..

Como la mayoría de la población judía provenía de Europa Oriental, se comienza a identificar al judío como ruso y los barrios donde ellos se concentraban eran denominados “barrios rusos”. En Capital Federal, se instalan, en su mayoría, en Once, Villa Crespo, Caballito, La Boca y Barracas.

En tales circunstancias, para muchos, se hizo particularmente antipático el judío, tanto por su condición de tener origen ruso como la difundida creencia que participaba de toda labor disolvente.” (Potenciado por el asesinato de Falcón).

Por ello, no fue casualidad que como consecuencia del festejo del centenario de la independencia de nuestro país, el 25/05/1910 los barrios judíos fueron asolados por bandas de “nacionalistas” que provocaron disturbios al grito de “Fuera los Rusos”.

Ya en 1919 se había producido la Revolución Rusa (1917) y la propaganda asimilaba maximalismo a “ruso”y rápidamente, ruso, maximalista, anarquista y judío se convirtieron en sinónimos.

No obstante, un porcentaje de obreros judíos eran muy activos dentro del movimiento sindical, creando inclusive organizaciones específicas como Unión de Artistas Israelitas, Unión de Obreros Sombrereros Judíos, Maestros Judíos y Periodistas Judíos, entre otras. Además, el Partido Socialista había inaugurado un centro de propaganda Iddish llamado Avantgard.

 

La Semana Trágica:

 

En 1919 el mundo se encontraba sumido en la crisis de la postguerra donde predominaban los bajos salarios y las malas condiciones laborales.

Yrigoyen (1916/1922), frente a la clase obrera, tiene una actitud oscilante. En algunos conflictos actuaba como mediador y en otros reprimía.

Unos meses antes, el 2 de Diciembre de 1918, unos 2500 obreros de la importante

empresa metalúrgica Pedro Vasena e Hijos Ltda., situada en Cochabamba y Rioja,

en el barrio de San Cristobal, donde ahora se encuentra ubicada la plaza Martín Fierro, se declararon en huelga exigiendo entre un 20 y 40 % de aumento escalonado de los salarios, reducción de la jornada de 11 a 8 horas, el descanso dominical y reincorporación de otros empleados despedidos por su actividad gremial. Los dueños no solo desoyeron los reclamos sino que reclutaron matones “rompehuelgas” que debían mantener la actividad y abortar cualquier incidente, por sobre todo, en el trayecto de las máquinas entre la fábrica y el depósito ubicado en Santo Domingo y Pepirí, en Parque Patricios, cerca de Nueva Pompeya. También el gobierno proporcionó efectivos policiales para garantizar el orden.

El martes 07-01-1919 a las 16 horas un grupo de huelguistas intenta convencer al resto de los obreros que realizaban el transporte que se adhieran a la huelga. Comienzan a tirar piedras y la policía dispara con sus fusiles matando a 4 obreros e hiriendo a 30 personas en dos horas de choques y una gran confusión.

Al otro día la indignación cunde en las filas obreras y la FORA anarquista convoca a una huelga general. Poco a poco, el resto de los sindicatos se adhieren y su punto máximo acontece entre los día 10 y 13 de Enero por los hechos ocurridos el día 9.

Ese jueves se realiza el entierro de las víctimas en una procesión que cruza la ciudad rumbo al cementerio de Chacarita. Al pasar por los talleres Vasena comienzan los tiros,

incidentes, corridas y caos. Cuando llegan al Cementerio, los primeros discursos no pueden finalizar porque otra ráfaga de balas deja un tendal de muertos.

Yrigoyen nombra a un nuevo Jefe de Policía (Elpido Gonzalez, radical) y decide militarizar la ciudad. El General Dellepiane trae sus tropas de Campo de Mayo y lidera

la represión. Asimismo, el gobierno permite que los Conservadores se organicen en bandas armadas paramilitares que recorren la ciudad persiguiendo huelguistas.

Los jóvenes de alta y media burguesía porteña se alistaron en la Guardia Cívica y en la

Liga Patriótica Argentina (creada por Manuel Carlés ) y algunos creyeron estar iluminados por mandato divino y propusieron una “degollina” de rusos.

Estos grupos se mezclaban con la policía y cuando veían pasar a un inmigrante, al grito

de ¡Un Ruso! se dispersaban tras del que huía desesperadamente por la calle desierta.

La persecución duraba poco y era entregado a la policía. En la comisaría los interrogaban a los golpes. En otras ocasiones, un verdadero remolino de brazos lo golpeaba y si lograba escapar, lo perseguían….

La ola antisemita continuó varios días, a tal punto que en la noche del 10/11 de Enero

los locales de varias organizaciones obreras judías como Avantgard, Poalei-Sión y la Asociación Israelita de Actores fueron atacados y sus bibliotecas y muebles, quemados.

También los locales de Ecuador 359 y 645 donde funcionaban los centros de obreros panaderos y de los obreros peleteros judíos sufrieron grandes daños.

A fin de salvar lo que podía, Pedro Wald, Director de Avantgard, ingresa a la sede y es

arrestado por la policía. Alrededor de su detención nació la farsa del “Complot Maximalista” que se expande en el interior del país y en Uruguay siendo él acusado de ser el Presidente del “Soviet de la República Argentina”.

Según fuentes obreras (el periódico La Vanguardia del 14-01 ), el saldo de la Semana Trágica fue de 700 muertos y 4000 heridos. De la comunidad judía fue de 1 muerto

y 71 heridos.

Al día siguiente, el sábado 11, Yrigoyen se entrevistó con Vasena y poco después se

anunció la aceptación de las demandas de la FORA. Entonces se resolvió levantar

la huelga general con la oposición de algunos sectores y a partir del día 15, con la

liberación de algunos presos, la situación se fue normalizando.

Finalmente Pedro Wald fue dejado en libertad luego de ser torturado en la comisaría 7ma de Lavalle, entre Paso y Pueyrredón. Otros episodios similares ocurrieron en la

9na y el Departamento de Policía.

Los responsables del Pogrom no fueron castigados pero generaron en parte de la sociedad argentina un espacio de reflexión sobre el odio que existía hacia el inmigrante.

Ante la universal prevalescencia del prejuicio antijudío, el hombre argentino, tan perceptivo de las realidades sociales, deberá formular un análisis objetivo y realista, buscando la raíz de este estereotipo y examinando si corresponde de alguna manera con nuestro panorama nacional. No es el prejuicio, deformado y deformante, el que esclarece. Son los hechos, la historia, los que también en esto llevan la verdad” (Revista Todo es Historia- Número 179- Antisemitismo en Argentina)

 

 

Marcos Slipakoff

 

Bibliografía base de la presente nota:

 

La Semana Trágica”- E. Bilsky.

Cómo fue la inmigración judía en al Argentina” – B.Lewin.

. “Contra otra forma de violencia” – Diario La Nación del 18-01-1919.

Los Anarquistas expropiadores y otros ensayos” – O.Bayer.

Anuncios

3 Responses to Semana Trágica

  1. shulamit bat israel dice:

    debrìa enseñarse en toda escuela judìa. no?
    No para generar odios, sino para conocer la historia y ver cuànto se ha avanzado y…asegurarse que nunca mas vuelva a suceder

  2. Ariel Zajdband dice:

    Estos días, en el cinde del malba, se está exhibiendo un documental sobre el tema. Se llama “Pogroms en Buenos Aires”. No la recomiendo en absoluto, pero si algún curioso quiere ir, les paso el dato.

    http://www.malba.org.ar

  3. revistastam dice:

    Ariel, gracias por el dato! Lástima que sobre este tema olvidado se haga un documental que no es bueno (aunque me tentaste de ir a verlo para dar mi opinión…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: