Shabat en Januca

Acercándonos a Shabat, los dejo con la historia de Januca (en versión “formal”) junto a la hermosa janukiá de ck de Jewlicious.com : ck fue más creativo que muchos de nosotros y armó una que en lugar de usar velas típicas usa… ACEITE!

Sí, Januca –> Aceite …cómo no lo pensamos antes???

janukia_ck

Fuente: http://www.jewlicious.com/?p=3981

Historia de Januca:

Los eventos que conmemoramos en Jánuca tuvieron lugar en la época del Segundo Gran Templo en Jerusalem, hace casi 22 siglos. El pueblo judío había regresado a la Tierra de Israel del exilio babilónico y reconstruido el Gran Templo, pero estaba sometido a diversos poderes imperiales: primero el persa y más tarde los ejércitos de Alejandro Magno. Con la muerte de Alejandro, su imperio fue repartido entre sus generales. Tras una lucha por el poder, Israel se encontró bajo el dominio de la dinastía seléucida, reyes griegos que reinaban desde Siria.

Al comienzo la dominación seléucida fue más bien benigna, pero pronto habría de surgir un nuevo rey, Antíoco IV, quien libraría una sangrienta lucha contra los judíos. El Gran Templo fue invadido, profanado y sus tesoros saqueados. Un gran número de inocentes fue masacrado y en cada ciudad y aldea se erigieron altares con estatuas de los dioses y diosas griegos.

En la pequeña aldea de Modiín, unas millas al este de Jerusalem, Matitiahu, el patriarca del clan sacerdotal Jashmoneo, dio un paso al frente para desafiar a los soldados griegos. Apoyado por sus cinco hijos y un valiente grupo de partisanos, atacó a las tropas y destruyó los ídolos. Retrocedieron a los montes, donde reunieron fuerzas para derribar la opresión de Antíoco y sus colaboradores. El ejército de Matitiahu, ahora bajo el mando de su hijo Iehudá Macabí, creció a diario en número y fuerza.

Con el slogan bíblico Mi Kamoja Baelím, Hashem (“¿Quién es como Tú, Di-s, entre los poderosos?”), iniciales de MaKaBI, grabados en sus escudos, solían abatirse sobre las tropas sirias cubiertos por la noche. Avanzaron a Jerusalem, liberaron la ciudad y recuperaron el Gran Templo. Durante tres década, defendieron el territorio de Eretz Israel de constantes ataques griegos.

Los Macabeos limpiaron de ídolos el Santuario, reconstruyeron el altar y se prepararon para reanudar el Servicio Divino. Una parte central del servicio diario del Templo era el encendido de las brillantes lámparas del Gran Candelabro de 7 brazos, la Menorá. Ahora, con el Templo a punto de ser reinagurado, sólo se encontró una pequeña tinaja de aceite sagrado y puro, con el sello del Sumo Sacerdote intacto. Bastaba para un único día, y ellos sabían que el especial proceso necesario para preparar más aceite llevaría más de una semana.

Encendieron las lámparas de la Menorá con la pequeña cantidad de aceite y reinaguraron el Gran Templo. Milagrosamente, el aceite no se consumió y las llamas brillaron durante ocho días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: